El siguiente contenido no está publicado.Que es esto ?

El siguiente contenido no está publicado.Que es esto ?
EDITORIAL

Con la sanción en 2009 de la Ley 1286, Colombia reconoce en la ciencia, la tecnología y la innovación el sustento para impulsar la economía y fomentar el desarrollo productivo a futuro. Dado su carácter tan ambicioso, es de esperar que se convierta en un primer paso para el reconocimiento definitivo de la investigación como sustrato para el conocimiento.

Las cifras provistas por el nuevo Departamento Administrativo Colciencias son elocuentes: cerca del 1% de la población se dedica actualmente a investigar en el país y de estos menos del 11% posee estudios doctorales. De igual manera, la investigación se da casi en su totalidad a nivel de universidad y en algunos centros privados o de carácter mixto, creados para tal fin. Es evidente que en las actuales circunstancias el país no se encuentra preparado para desarrollar el pleno potencial de la Ley.

Frente a este panorama, cabe preguntarse qué papel le corresponde a la escuela. El Gimnasio Campestre ha venido trabajando desde hace ya 10 años en consolidar un modelo de investigación en el que estudiantes y profesores se acercan al conocimiento de una manera activa que, junto con el desarrollo de destrezas metodológicas, busca sembrar en la comunidad el deseo de conocer y de construir nuevos saberes, lo que indudablemente nos imprime un carácter orientado a la investigación, que ha redefinido el concepto de ciencia y que comprende la dimensión de los nuevos retos que nos impone nuestra sociedad.

Con la inclusión de la investigación como estrategia pedagógica el Gimnasio Campestre responde a la necesidad de involucrar todas las etapas de formación del recurso humano del país en la construcción de una cultura ciudadana de ciencia, tecnología e innovación, en la que investigar es el proceso normal de aprender y no un fin que logran sólo unos cuantos.
 

Juan Antonio Casas Pardo
Editor